Finalidad de la Música Sagrada

0
3210

 

“la finalidad de la música sagrada es la Gloria de Dios y la santificación de las almas”  (SC 112).

… Conciertos multitudinarios con boletería agotada, primeros lugares en festivales y premiaciones, semanas consecutivas en el top de distintos playlist, ventas masivas en los portales de música, incontables seguidores en nuestras redes sociales…

Muchos en algún momento, hemos perdido la noción, la finalidad y objetivo; el ¿Por qué? Y ¿Para quién o quiénes? va destinado nuestro trabajo evangelizador.

En el numeral 112 de SACROSANTUM CONCILIUM, podemos encontrar una luz para que en nuestro caminar como músicos católicos retomemos la senda hacia un servicio según la voluntad de Dios y para bien de nuestra iglesia:

  • Dar gloria a Dios: debe ser un cantico que brote del alma para alabar y adorar a Dios, propiciando el encuentro íntimo de quien lo interpreta con la fuente de su talento que es Dios mismo; una serenata de Amor a quien sabemos nos Ama, que suba a sus pies como incienso agradable.
  • Santificación de las almas: además de hacer música que anime e inspire, por su calidad técnica y particular sonido, debemos velar porque el contenido de las canciones tenga como propósito edificar y ayudar en el proceso espiritual de quien las escuche; y que identificándose con sus letras: pueda hacer suya cada palabra, convirtiéndola en oración y en una herramienta para acrecentar su relación con Dios.

Así que convendría preguntarnos regularmente:

  1. ¿Por qué decidimos cantarle a Dios?
  2. ¿Qué sentimos al hacer música para Él?
  3. ¿Podemos estar seguros que la música que realizamos ha sido una herramienta para otros? ¿De qué forma?

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here