El ABC de la Producción Musical (1)

0
1862

Sé que muchos de los que nos dedicamos a hacer música, hemos aspirado a que nuestras composiciones lleguen a muchas personas, que todos puedan escuchar el mensaje de nuestras canciones más allá de límites espaciales y temporales, intención que gracias a la tecnología podemos resolver; mediante un proceso de grabación en primer lugar, para luego difundirla con la posibilidad de que llegue al mundo entero por medio de la web, parece sencillo, pero es apenas donde comienzan las complicaciones.

Parte A, la canción.

Las tres cosas más importantes en el proceso de producción son primero  la canción, segundo la canción y tercero ¡LA CANCIOOOÓN!, hoy hablaré del primer paso, valga la redundancia, Escoger la canción:

  • No todas las canciones nacen para ser grabadas: parece una negación esta afirmación, pero así lo considero, pues la música en si es un recurso indispensable para le expresión de nuestras ideas, pensamientos, sentimientos, deseos y hasta nuestras aspiraciones, pero no necesariamente son para compartir con todos, así como no todas las cartas son enviadas, así como no todos los libros son publicados, así como aquello que nace en la intimidad, y solo en ella encuentra su verdadero sentido, así.

  • Si consideras que tu canción debe ser grabada y nació con el propósito de compartirla, entonces pruébala: no hay nada más subjetivo y opinable que el arte, y dentro de las artes la música, pues cuando eso que nace de ti se transforma en el algo tangible y perceptible por medio de una canción, generará en los demás opiniones, evocará sentimientos. Canta tu canción, en tu comunidad, en tu grupo, a tus amigos, a tus familiares, a las personas que más amas y son importantes para ti  ellos te darán el feedback necesario para saber si tu canción llega a su corazón, si les gusta o no les gusta. Personalmente les confieso que tengo dos críticos especializados antes de pasar mis canciones al productor, son mi esposa y mi hija, si a mi esposa le gusta y mi hija la canta en dos pasadas, puedo decir que la canción tiene potencial.

 

  • Pasó la prueba, ¡Vamos a grabar!: la cosa esta buena y se pone mejor, es este el momento indicado para buscar a un productor musical, que será la persona responsable de darle un sonido profesional a tu canción por medio del manejo de recursos técnicos y artísticos en un proceso de pre-producción, captura y post-producción. No tomes una decisión apresurada, tomate el tiempo necesario para investigar quién sería la persona ideal para cumplir esta tarea, escucha sus trabajos anteriores como referencia, pídele una cotización o presupuesto, conversa sobre la logística y agenda de planificación, fechas de entrega, modos de pago y todo aquello que consideres necesario para aclarar tus dudas y establecer esta relación de trabajo con la persona a la que confiaras tu canción. Que más que cliente o proveedor, puedan establecer un vínculo de trabajo en equipo, pues al fin y al cabo es arte lo que estamos haciendo y no productos inanimados.

Nota: Este artículo es la primera entrega de la serie “EL ABC de la Producción Musical”, en la próxima entrega estaré compartiendo la Parte B: pre-producción, captura y post-producción.

¿Cómo determinas que tienes una buena canción? Me gustaría conocer tus comentarios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here