5 funciones a considerar a la hora de arreglar nuestras canciones

0
1954

Seguramente les ha pasado que al tocar una canción sienten que toda la banda toca al mismo tiempo, es decir:¡todos a la vez! haciendo muchas cosas en su ejecución, o también les ha ocurrido que cuando escuchan una grabación en vivo no se entiende en absoluto qué es lo que está sonando. Por tales razones, y seguramente muchas otras que vienen a tu mente, tenemos como músicos la necesidad de aprender a elaborar y estructurar nuestros arreglos musicales. Se trata de organizar los instrumentos de tal forma que todos cumplan correctamente con su función dentro de la canción, logrando que cada interprete ejecute su instrumento para mayor disfrute del arreglo.

Para tal fin, analizaremos a modo de ejemplo el arreglo de una de mis canciones, prestando especial atención en el segundo verso (tiempo : 1:08s a 1:36s)

Las funciones a considerar serán las siguientes: Base, Contraritmo (contrapunto), Pads, Fills y Leads

  • Base: Es todo aquello que refuerza el ritmo. Gracias a los instrumentos base tenemos la regulación correcta del tiempo o Beat, ya que refuerzan el pulso y determinan la identidad rítmica del género o estilo musical a interpretar. Por ejemplo, en  el verso de Nada Guardaste tenemos en la base; bombo, redoblante (caja), hihat y el bajo. En un género latino como la salsa serían las congas y el bajo. La mayoría de instrumentos base en una grabación los encuentras en el centro de la mezcla.

 

  • Contraritmo: En esta función encuentras todos los instrumentos que no marcan el pulso rítmico, pareciera que como su nombre lo dice “van en contra” del mismo, pero aportan figuras rítmicas no regulares, en lenguaje musical síncopas. En nuestra canción de estudio tenemos de contraritmo: guitarras eléctricas y guitarras acústicas  paneadas a la derecha (R) y a la izquierda (L) de la mezcla. Los contraritmos son muy importantes dentro del arreglo, sin embargo, es aquí donde generalmente causamos desorden en las canciones, es decir, si el hi hat tiene función de base, el baterista no debe hacer lo que rítmicamente hacen las guitarras ya que está sobre poniendo contraritmos y dejando la base sin un instrumento y viceversa. Nos encanta hacer contraritmos mas mi recomendación es dejar solo unos instrumentos en ello mientras se mantiene la base.

 

  • Pads: Se trata de aquellos instrumentos que generan ambientes dentro de la canción, generalmente hacen notas largas y no tienen mucho movimiento rítmico. En Nada Guardaste el pad es un Cello, que suena con notas largas al inicio del verso que estamos estudiando. Uno de los instrumentos que se encarga con frecuencia de los pads es el teclado por su versatilidad a la hora de emular sonidos de cuerdas o algunas otras programaciones.

 

  • Fills:  Son momentos del arreglo que rompen con la base rítmica en un bien llamado “corte” para darle lugar o presentar otra parte de la estructura, como en el ejemplo que al final del verso cuando viene el pre coro “y en la cruz…”  el piano hace unas notas descendentes y los toms de la batería entran como antesala de lo que viene. El buen uso de los fills permite organizar la estructura de cada tema a modo de bisagra y llevarlo a su vez; a la dinámica que se necesite dentro del arreglo.

 

  • Leads: Son aquellas melodías principales que predominan dentro del arreglo. Evidentemente el instrumento que más hace leads dentro de nuestra música es la voz, por tanto, es  importante que todas las anteriores funciones trabajen porque la melodía principal, en este caso la voz se entienda, que acompañen muy bien el mensaje que se quiere transmitir, en una grabación siempre se encuentra en el centro, muy clara y llamativa. En momentos de las canciones como los puentes encontramos otro tipo de leads, como el “solo” de la guitarra eléctrica o de algún otro instrumento.

Si logramos estructurar y entender la función de cada instrumento dentro del arreglo, podremos facilitar y enriquecer el trabajo de nuestras bandas y ministerios musicales, Espero que este artículo pueda ser de ayuda en la tarea de potenciar tus canciones con el propósito de que nuestras canciones se conviertan en instrumentos, que desde su belleza y mensaje, puedan propiciar un encuentro con Dios en todo aquel que las escuche.

SHARE
Previous articleEl ABC de la Producción Musical (1)
Next articleEn la Mira – Darwin Lechler
Cantautora Católica Colombiana. Servidora en la Comunidad Kirios del Santuario de la Divina Misericordia en Bogota. Profesora Universitaria y Productora Musical.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here